sábado, 5 de noviembre de 2016

Ninguna miel...

Ningún abrazo

Ningún cuerpo

Ninguna sonrisa

Ningún golpe

Ningún gemido

Ningún beso

Ningún guiño de ojos

Ninguna mirada cómplice

Ningún insulto

Ningún empujón

Ningún equipo

Ninguna gana

Siempre el gris...

Después de los tonos multicolor con toques amargos, no es la misma tonalidad.

Buscando cómo re-rellenar los colores de la paleta.

Siempre con el propósito de volver a volver a empezar...

Las alas preparadas, y los músculos sólo quieren volver.

Sólo un ratito más...


Vivo en un sueño constante.

Cometo los mismos errores.

Peores.

No tan...

Ni parecidos.

Cada día me conozco un poco más, y todo el mundo siempre es capaz de conocerme mejor de lo que yo soy capaz. Me creo que sé todo, y en realidad no sé nada.

Tengo tantas cosas de las que arrepentirme... Que perdonarme... Que disculparme... Qué de errores cometidos y qué hostia me hubiera dado hace algún tiempo... Qué razón tenía... Qué lejos estoy de ser quien creo ser.

jueves, 6 de octubre de 2016

A mí que nada se me olvida

A veces se me olvidan las cosas...

Pero tengo muy buena memoria...

Los buenos recuerdos ahí siguen.

Besaré todas las bocas intentando demostrarlo...

Mi furia paranoica siempre ahí.

Sólo me pongo a escribir cuando pienso que nada tiene sentido.

Buscando una vía de escape.

Con todo resuelto, y sin ganas de seguir en este viaje.

Con ganas de dar la vuelta a todo y cambiar de objetivos, de lugares, de errores...

No se puede rebuscar en la basura y encontrar algo parecido...


miércoles, 5 de octubre de 2016

Lo volví a intentar y fracasé

Volví a intentar...

Tantas cosas.

Y nada estuvo a la altura.

Qué dulce sabe a veces el fracaso.

Alguien me preguntó que si tal vez lo comparaba todo, y así es.

Pero seguro que la suerte acaba cambiando. O no...

Todo me parece poco.

Aunque al principio parece otra cosa, siempre acaba antes de empezar.

Ya avisé que tenía el corazón de piedra... y no había mazas ni catapultas para romperlo.

Anoche me rondó en sueños...

El poder de la mente.


Sin ganas de nada más que escapar...

Ese eterno sentimiento.

Inexplicable.

Nunca satisfecho.

Hasta que yo quiera...

Ni más ni menos.

martes, 4 de octubre de 2016

Hay días...

En los que deseas con todas tus fuerzas que el pasado sea presente.

En los que crees que podrías hacerlo mucho mejor que antes.

En los que piensas que nada llega a la altura.

En los que sabes que tu vida necesita un cambio.

En los que estás harto de todo.

Y por supuesto días en los que sólo sabes recordad pinceladas de aquella vida loca...

Noches en diferentes lares, sólo pensando en volver a los conocidos.

Días en los que sabes que es mejor así.

Días grises.

Días de colores.

Días llenos de risas y amistad.

Días en los que te falta algo... y sabes lo que es.


Al fin y al cabo.. van pasando los días, y sigo pensando, cada vez más, que tengo el corazón blindado desde que Ella salió de mi vida.

Los errores más bonitos.

Las mejores peleas.

Los mejores días.

Las mejores noches.

No han vuelto desde entonces.

Todo parece un poco más gris sin su sonrisa.

Y la vida sigue, espero que el Sol brille en lo alto durante mucho tiempo. Pues el invierno se acerca. Y probablemente sea largo...


Siempre lo dudé, cada día lo tengo más claro.

No pudo ser otra cosa.


Siempre.

Nunca.

Todo.

Nada.


Echo de menos escribir. Aunque nunca saqué nada en claro haciéndolo, siempre fue una vía de escape.

Sigo escuchando esa música por las esquinas.

Sigo poniéndole su nombre a cualquier otra.

Sigo luchando contra mí.

Sigo escupiendo hacia arriba.

Sigo siendo el mismo imbécil que siempre.

Sigo cometiendo los mismos errores esperando que suceda otra cosa.


Tal vez nunca llegue a tener algo así.

Tal vez no sea capaz de abrirme.

Tal vez no soy quién creo ser.


Si no me aguanto ni yo, quién cojones iba a hacerlo?

Ojalá venga una racha de viento y vuelva a girar la veleta.......

jueves, 17 de diciembre de 2015

El efecto mariposa

“El batir de las alas de una mariposa puede provocar un huracán en otra parte del mundo”

La mariposa caprichosa sabía lo que hacía cuando batió sus alas fluyendo con el viento y luciendo esos colores y ese embriagador aroma que le hizo recordar su sabor...

La parte estadística sería para estudiarla.

Y volví a escupirlo, para después soñar con comerlo.

Así es la vida, así es mi vida.

Tengo 3 carreras, currar, caer y levantarme.

Hoy se me cayeron un par de piezas de la estructura, pero seguimos trabajando en mejorar el proyecto, para que cada vez pueda durar más y más sin pisar el suelo...

La vida es maravillosamente increíble.

miércoles, 26 de agosto de 2015

El bonito arte de echar de menos. Capítulo 0.

Los recuerdos,

pobrecitos.



La vida,

llena de cosas bonitas.



El tiempo,

se me escapa entre los dedos.



Las locuras,

por vivir.



El arte,

de echar de menos...



Así, todo junto, #asíesmivida.

viernes, 7 de agosto de 2015

Del 6 de agosto del 1957... a hoy

No sé que canción sonaría en la radio por aquel entonces, ni tampoco la bebida que estaba de moda, pero ese día marcó mi vida... Ya que era el comienzo de las andanzas de mi padre.

Hay días en los que sigo pensando en qué pensaría de mí, si estuviese aquí, si siguiera entre nosotros. Cómo nos hubiéramos llevado? Su rectitud hubiera ganado a mi rebeldía? Seguiríamos yendo a buscar a mi madre juntos para recordar buenos tiempos? O éso habría quedado en el olvido porque ha sido algo que se ha ido repitiendo con el paso de los años? habiéndose convertido en rutina y no sería un hecho tan importante en nuestras vidas.

Esos días son, por suerte o por desgacia, los que menos, y digo por desgracia porque cada vez le recuerdo con menos frecuencia, y éso no mola nada. Pero por otra parte, la de la suerte, la de la vida, hay que seguir adelante, y es lo que probablemente hubiera preferido que hiciera, lo que me dedico a hacer cada vez con mayor frecuencia... disfrutar de la vida, dejar el pasado atrás y crear un presente, y un futuro con la cabeza alta e intentando llevarle conmigo en cada palabra, al igual que de mi madre. Les respiro. Les quiero. Les estoy eternamente agradecido y, definitivamente, soy ELLOS. Aunque una versión actualizada, con sus propios pensamientos y vivencias, con otras prioridades... Cada uno vive la vida a su manera, llevando a los otros en su piel.

Ojalá supiera como llevarme mejor con los que están... Llevarse bien con los que no están es muy sencillo, no tienen poder de replica. Pero los que están nos aguantan y nos quieren a diario, que éso es mucho más de lo que pueden hacer los que no están. Y los que están también tienen lo suyo. Todos tenemos marcas en las alas de aquella batalla.

Si pudiera volver atrás, probablemente me hubiera quedado con construir un futuro, no quiero aferrarme al pasado, quiero vivir mi vida, no la de los demás. Si pudiera, la iría a buscar, nos iría a buscar, al mismo momento, no quiero antes, nos contaría unas cuantas cosas al oído, y seguro que todo saldría exactamente igual... Siempre fuimos un trueno. Siempre me gustaron las tormentas, siempre me gustaron las naranjas ácidas... Y siempre me provacará una sonrisa pensar en naranjas ácidas. :) .

Si pudiera volver atrás, no estaría escribiendo ésto.


Ésto sólo puede conducir a un lugar...

Con sus luces y sus sombras.


Siempre la locura me susurra al oído.



Buscando la felicidad dentro, a ver si sale de algún rinconcito...

lunes, 16 de marzo de 2015

En cada esquina

Son muchas las esquinas que puede tener el mundo, pero todo parece destinado a cruzarme con esas esquinas en las que se me cayó un recuerdo. Este planeta en realidad no es tan grande, o es que a cada esquina que veo tal vez le busco un recuerdo nuevo y no lo encuentro, así que salen otros a flote que se podrían haber caído en esa, o en otra muy similar, pero ya dieron una pincelada a la cruenta realidad que me aflige. Llenándola de color por un momento, y de amargura al instante siguiente, pues ese recuerdo nunca volverá, dejará de lado el presente y sólo seguirá siendo lo que es. Tal vez se pueda aspirar a conseguir una esquina nueva, o algunos más temerarios lo intentan cambiando de recuerdo. Pero jamás llegarán a la altura del primero, sólo serán copias del mismo, siempre superando a los nuevos en todo [o casi].

Las esquinas siempre me susurrarán cosas que sólo ellas y yo sabemos. Y que sólo podremos acabar compartiendo con otra persona. Una, y nada más.

Aunque créanme, "todo es posible en esta vida".


Siempre fui un Salvaje. Ahora no podría ser de otra manera.


Planeando cambios.

No siempre son buenos, pero siempre son cambios.

"Siempre que se propone algo, lo consigue".

No todo.


Cuenta atrás para cambiar de casa.


Buscarle trucos a la vida es algo bonito, una especie de supervivencia poética.


Siempre que el escritor tenga una vida de mierda, será buen escritor.

Recuperando viejas costumbres.

miércoles, 31 de diciembre de 2014

guardando 2014... cargando 2015...

y donde debería de poner todos mis propósitos, mis aciertos y mis errores, sólo alcanzo a leer:

"vive y mira hacia delante".